Seguidores

domingo, 3 de abril de 2011

PULSO DE CONCIENCIA

---


El frío de la noche acude a mí;
apoya en mis hombros su luz inacabada,
- para justificarme -,
resumen de los siglos, pulso de la conciencia.

Y un pájaro caerá
con gélido pulmón bajo sus plumas,
sin que nadie añore su aleteo
mortal dentro del aire.

Un árbol se retuerce de dolor,
abrazado a la sombra,
estéril el desierto en su raíz,
sin que nadie alivie su tristeza.

La nieve no conoce los veranos;
la edad de los glaciares
tiembla la soledad de su destino
sin que nadie ilumine su quietud.

Quizás aún quede un mundo que cuidar,
relojes que se puedan detener
con tiempo de ternura en la mirada
antes que el plazo acabe.

La tierra fluye desde el universo,
salvaje, virginal,
y siempre verdiazul

a pesar de su muerte innecesaria.




Manuel M. Barcia

4 comentarios:

Elsa Tenca Mariani dijo...

Pulso del ser en la noche,durante el tiempo en el que la naturaleza herida clama por la necesaria ternura.

Un abrazo,Manuel.
Elsa.

Ana Muela Sopeña dijo...

Pulso de belleza en tu palabra, Manuel.

Un beso
Ana

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por acompañar esta plegaria de reencuentros, Elsa.

Un abrazo
Manuel

Manuel Martínez Barcia dijo...

Gracias por tu yin en mi conciencia, meiga.

Un beso
Manuel